Another Year Older

No se de usted, pero algunas veces pasajes de la Escritura parecen saltar del texto Bíblico a mi realidad.

Antes de reflexionar sobre Efesios 3:14-21 quiero anticipar mi pregunta: Si yo creo que Dios esta dispuesto a compartir su poder y sus "gloriosas riquezas" conmigo, como puedo yo experimentar estas realidades en mi vida hoy?

Estoy casi seguro que cada uno de nosotros ha experimentado a Dios, su presencia, su poder y sus riquezas de una forma u otra. Sea que se haya requerido algo material o físico, por ejemplo dinero, comida, un negocio pendiente o sanidad - un milagro físico, o similarmente algo espiritual donde su ser interior se beneficio, por ejemplo fuerza, ímpetu, perseverancia, paz en la mente y en corazón, domino propio, etc.

De cualquier forma, todos nosotros hemos "probado y visto que el Señor es bueno". Es sobre este segundo elemento - el espiritual, que quiero traer su atención.

Yo creo que estas riquezas deben de ser reconocidas y experimentadas diariamente y que hay mas de una forma de hacerlo. La pregunta es, como? Pablo describiendo estas riquezas menciona diferentes aspectos de la presencia y la actividad de Dios en el ser interior del creyente. Estos se refleja en su deseo de fortalecernos (v. 16), de arraigarnos y cimentarnos (v.17) para que así podamos comprender su amor (v. 18) y finalmente seamos llenos de la plenitud de Dios (v. 19).

Bueno todo bien por ahora! Pero note que le falta algo o alguien a mi exposición de este pasaje en Efesios… El Espíritu Santo (v. 16) es a través de la presencia y la intervención de el Espíritu que tanto usted como yo podemos experimentar lo que menciono en el párrafo anterior.

Pablo escribe la carta de Efesios a una audiencia supersticiosa, gente que en búsqueda de lo supernatural acudían a fuentes y lugares equivocados, errados. Aunque había expectación de que estas fuentes de "poder supernatural" de el mundo secular proveerian información supernatural ocasionalmente, Pablo reconoce que la fuente de tal poder era pagana, demoníaca y por lo tanto no digna de confianza e inefectiva.

Es así que el deseo de Pablo es que sus lectores/oidores conozcan sobre a el Espíritu Santo, su acción supernatural, poderosa y autentica. Yo deseo conocer mas al Espíritu Santo, de su presencia y poder en mi vida, en mi ser. Y usted? Bien, entonces creo que mi pregunta inicial tiene ya una reapuesta.

Yo experimentare mas del poder de Dios, de sus riquezas y de su llenura, en la medida en que conozca mas de el Espíritu Santo y entre en una relación mas cercana con El.

El Espíritu esta a nuestra disposición 24/7 (Lucas 11:13) El un excelente consolador (Juan 14:16-17,23) El es guía en tiempos de desorientación y desesperanza (Hechos 20:22-23) El nos capacita para vivir vidas practicas que agradan a Dios (2 Corintios 6:6-7) El garantiza nuestro futuro (Galatas 5:5,8) El nos inspira a amar (Colosenses 1:8), a adorar (3:16) y provee sabiduría (1:9) Y podríamos continuar mencionando mas y mas aspectos que resaltan la actividad e intervención de el Espíritu en nuestras vidas, pero por ultimo creo que es importante para nosotros saber que el Espíritu Santo nos habla a diario, individualmente (Hechos 11:12) y como comunidad de creyentes (Apocalipsis 2:7, 11, 17, 29).

El Espíritu habla así que nosotros debemos de escuchar atentamente. Esto varia dependiendo de nuestra forma de ser, de nuestra personalidad, nuestro carácter. Por ejemplo, yo disfruto la música, disfruto leer, caminar, es así que constantemente yo estoy en expectativa de que el Espíritu me hable, cuando estoy tocando o escuchando música, cuando reflexiono y medito en lo que leo o cuando camino o estoy en algún espacio al aire libre.